Javier Bertucci, ¿Qué Sucede si No Oro?

Publicado en por javierbertuccipastor.over-blog.es

foto pastor1El jueves 8 de julio nuestra Iglesia tuvo el grato honor de recibir al Apóstol de nuestro ministerio Nahum Rosario, quien tras los hechos ocurridos en los últimos días viajó desde su sede en Chicago, para apoyar al Pastor Javier Bertucci y a la Iglesia Cristiana Maranatha Valencia. Durante este día el Apóstol predicó una gran enseñanza a toda la congregación reunida, explicando que “No hay nada más importante para una Iglesia que la oración”.

La oración atrae un campo magnético para la operación del Espíritu Santo en tu vida y un gozo de las oraciones contestadas. Si no oras frustras la gracia de Dios en la tierra, en cambio cuando lo haces te conviertes en un agente de Dios en la tierra.

Salmo 115: 16

Los cielos son los cielos de Jehová; Y ha dado la tierra a los hijos de los hombres.

Existe una ley de causa y efecto, si oras sin desmayar, a su debido tiempo la fe moverá a Dios a tú favor y por aquellos por los cuales intercedes. Cuando oras Dios envía refuerzos, porque si persistes recibirás tu milagro, pero si no oras:

Descuidas tu función y responsabilidad gerencial en la tierra

Génesis 1: 26

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Eres un gerente de Dios en la tierra, Dios te ha asignado cuidar de ella. Por esta razón Satanás no quiere que ores, para que exista un vacío existencial en el mundo espiritual y poder introducirse dentro de la Iglesia. Si no oras Dios no cuenta con agentes en la tierra. Él busca agentes; hombres y mujeres intercesores. Tu vida es un canal para pasar los sueños y las visiones de Dios para la humanidad.

Salmo 8: 4-6

Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies:

Dios todo lo puso debajo de tus pies; pecado, enfermedad, pobreza, miseria y todo aquello que vaya en contra de la voluntad divina. Tienes una gran responsabilidad como agente del Reino de Dios.

El Reino no viene

Tienes que orar para que el Reino venga. Satanás le tiene miedo al Reino de Dios, porque éste tiene poder.

Satanás podrá hacer lo que quiera

Se te han dado las llaves del Reino de los cielos, para prohibirle a Satanás entrar en la vida de los creyentes. Hay cosas que ya están desatadas y atadas en los cielos, pero tienes que activarlas por medio de la oración en la tierra.

Mateo 16: 19

Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.

Dios se ve obligado a enviar juicio

Si la iglesia no ora para que el juicio no venga, Dios hará su justicia. Tienes que clamar para obtener la misericordia de Dios.

Ezequiel 22: 29-31

El pueblo de la tierra usaba de opresión y cometía robo, al afligido y menesteroso hacía violencia, y al extranjero oprimía sin derecho.

Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé.

Por tanto, derramé sobre ellos mi ira; con el ardor de mi ira los consumí; hice volver el camino de ellos sobre su propia cabeza, dice Jehová el Señor.

Es necesario que te pares en la brecha para interceder por el pueblo, para orar por el pueblo de Dios y que este sea establecido. Cuando Dios no encuentra personas que oren se ve obligado a enviar juicio, porque nadie lo detuvo. Toda profecía que Dios da, necesita de intercesores para que sean el canal para que Dios lo realice. Él no hace nada que no sea por las oraciones de Su pueblo.

No hay una venida para que los ángeles asistan a los herederos de la salvación

Hechos 12: 7

Y he aquí que se presentó un ángel del Señor, y una luz resplandeció en la cárcel; y tocando a Pedro en el costado, le despertó, diciendo: Levántate pronto. Y las cadenas se le cayeron de las manos.

Si oras los ángeles vendrán a socorrer a los miembros de Su Iglesia. Hay gran poder en la oración de la Iglesia. No puedes vivir descuidado sin orar, tienes que orar para que el diablo no pueda destruirte.

Mateo 7: 7-11

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra?

¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

Si no pides, no podrás hallar la gracia y bendición del cielo, es necesario que hoy como Iglesia te levantes en oración y clamor, por cada miembro. Gracias a este clamor podrás recibir la respuesta del cielo, si oras sin desmayar. 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post